MI VIAJE

 

Era un estudiante universitario, llevaba 5 años estudiando una carrera la cual odie no algunas, sino todas las materias que estudie. Durante esos 5 años no tuve nada mas que hacer (empece 2 emprendimientos los cuales fallaron), así que continué estudiando. Modo zoombie, siguiendo lo “normal”, sin frenarme un segundo a preguntarme que, realmente, quería para mi vida (lo único que siempre supe y nunca cambie de opinión es que no quería trabajar para nadie, y hasta el día de hoy no lo hice). A los 6 años ya tuve mi primer “empresa”, si así se le puede llamar ja. Tenia a mis dos hermanas haciendo pulseras y yo las vendía en los recreos del colegio. Supongo que el emprender lo llevo en la sangre, no solo por el dinero, mis padres me daban con todos los gustos. Lentamente esa llama se fue apagando con los años, hasta ahora.

Soy de ver mucho YouTube. Un “bendito” día, viendo un vídeo, YouTube me recomienda un vídeo titulado algo del estilo de “5 maneras de hacer dinero online”. Siempre me gusto la tecnología (y el dinero, ¿a quien no? ja), no demore ni un segundo en reproducirlo, y es ahí donde conocí el dropshipping. No se por que pero el modelo de negocio me enamoro, en un instante. Esa misma tarde debo haber visto mas de 3 horas de vídeos sobre el tema, y ahí es donde mi viaje empezó.

Motivado por mi propio orgullo, iba a hacer que esto funcione. Mi rendimiento académico nunca fue el mejor, me atrase con respecto a mis compañeros, cada materia era un calvario para aprobarla y mi, ego, orgullo, o lo que sea, sufrió. No voy a mentirte, soy competitivo. El tiempo perdido con respecto a mis compañeros no lo iba a recuperar, así que ¿que mejor manera de alimentar mi ego, de sentirme mejor de la mierd* de persona que me sentía que ganar una tonelada de dinero?

Me obsesione. Me obsesione con ganar dinero. Me obsesione con trabajar desde cualquier parte del mundo. Me obsesione con mudarme de la casa de mis padres. Me obsesione con la idea de no tener que pedirle nada a nadie. Me obsesione con ganar absoluta libertad. Los números eran claros, solo con un par de ventas diarias ya iba a estar haciendo mas dinero que cualquiera con un titulo universitario trabajando para alguna empresa. ¿Que podía salir mal?

Abro una cuenta bancaria a mi nombre, mientras me llegaban las tarjetas (crédito y débito), empiezo el armado de mi tienda. Tenia algunos dolares ahorrados, los vendo y los meto en el banco. 2checkout aprueba mi tienda (es una pasarela de pagos) después de 2 largas semanas de espera. Eran tantas las ganas de empezar a vender que festeje la aprobación de mi tienda mas que si Argentina hubiera ganado un mundial. Mi tienda se veía muy bien, mis productos eran geniales (o eso pensaba), todo el mundo en YouTube estaba ganando dinero, ahora era mi turno. ¿Que podía salir mal?

Todo, pruebo facebook, instagram y nada, no entendía que estaba haciendo mal. Me quedo sin dinero y hago algo de lo que no estoy orgulloso. Tomo “prestado” algo de dinero de los ahorros de mi hermana, sin preguntarle obvio. También los gasto, sigo sin ver resultados. Pasan algunas semanas de todo esto, mi hermana no se da cuenta de nada. Llega navidad, y pido que si alguien me iba a regalar algo sea dinero. Era mi ultimo tiro, si no funcionaba no solo iba a perder mis ahorros y deberle a mi hermana (ademas de tener que decirle que lo saque sin permiso), sino que también iba a tener que seguir sintiéndome una mierd@ (mas todavía sabiendo todo el dinero que “malgaste” en internet).

Resumiendo, logre vender bastante bien un producto con el dinero de navidad. Nada del otro mundo, pero lo suficiente para seguir en el juego. Volví a meter ese dinero en mi tienda hasta que finalmente un producto en particular se disparo. Desde ahí todo fue para arriba.

Ahora me encuentro ganando miles de dolares mensuales (ganando, no vendiendo) con mis tiendas. Forme un equipo de gente que trabaja para mi y realiza el 90% del trabajo (emails, ordenes, comentarios, etc). Deje la universidad por completo. Me mude a una casa propia. Y lo mas importante, me levanto todos los días con ganas de hacer lo que hago, y aprendí (y sigo aprendiendo) a que la opinión de los demás no me define, cada persona tiene su propio viaje a su propio ritmo. Leo libros educativos por placer sobre temas que me interesan, algo que nunca hice durante la universidad (realmente no me interesaba, terminaba la clase y salia corriendo). Puedo hacer lo que quiero, cuando quiero. Puedo decir que soy feliz.

¿Cual es el propósito de esta pagina, de esta comunidad? Motivarlos y educarlos hasta donde pueda. Unir a los soñadores que no quieren una vida ordinaria, que tienen ambiciones mas haya de lo normal. Esta historia recién comienza, y me encantaría que seas parte de ella.